miércoles, 8 de junio de 2011

Palabra de honor.



“Una joven de 22 años decidió ponerse el vestido de novia que ya tenía comprado para su boda e intentó suicidarse, tras haber roto con su prometido después de una relación de cinco años. Guo Zhongfan, policía local de Changchun, en la provincia china de Jilin, logró sujetarla cuando ya pendía a una altura de siete pisos. La joven no sufrió ningún tipo de heridas.”

Esto decía el pie de foto. Y no es poco. La chica sigue viva y sin un rasguño. Si os fijáis en la imagen, parece Batman en versión femenina y diurna. De blanco, pura, quería suicidarse ya que casarse no podía, al menos, con el novio, para el qué había elegido ese vestido.  Es verdad que por amor se hacen muchas cosas, pero con esta foto queda claro que por desamor, lo que se puede llegar hacer, supera incluso lo creíble y lo increíble. Cinco años es tiempo, pero una vida por delante lo supera en creces en la balanza de la felicidad. Pero quizás, le dio su palabra, al prometido, que si la dejaba se mataba de novia.
Aunque a mí, lo que realmente me sorprende de la noticia, no es, ni que la chica se quisiera suicidar, ni que lo hiciera vestida de novia, con tacones, maquillada, sin pasar por la peluquería, por amor o desamor (lo desconozco), por una ventana tan pequeña, de un séptimo piso, o con tanta gente mirando, lo que verdaderamente me asombra es que justo en ese momento, porqué supongo, lanzarse al vacío deben ser unos segundos, estuviera allí el sr. Guo Zhongfan policía local, para agarrarla y joderle el plan. Que dudo, fuera, un buen plan. Y la engancha por el brazo derecho mientras por el izquierdo otro señor, la sujeta también, aprisionando los bordes del volante contra la ventana sin dejar al descubierto nada de la chica, pareciendo, unas alas angelicales para esta princesa sin rey con escote, para colmo, palabra de honor. 

9 comentarios:

quimeras dijo...

si... la realidad puede superar la fantasía y con creces...
un besos

Lila Biscia dijo...

por suerte o desgracia, el vestido estaba bien cocido y no se le deshilacho en la mano del salvador...

besos

Dany dijo...

Eso, buena mercadería. Para recomendar jaja. Abrazo!

Galatea dijo...

Ciertamente no se sujeta por ningún lado... parece la muerte del angel caido! jajajaja

Pura fisica aplicada... la velocidad de la caida mas el peso de la muchacha por pequeña que sea ejercen una fuerza que por un ventanuco tan diminuto es imposible de sujetar un hombre solo y menos con una mano... Amén que tenemos que tener en cuenta el factor tiempo... o estaba esperándola cual balón que lanzas al viento y esperas que vuelva a tus manos o atinar me parece algo mas que milagroso...

Me gusta tu reflexión...
Beso.

Malena dijo...

Espero que llevara ropa interior limpia y sana, porque el señor que le sostiene los tobillos se está haciendo un festín.

Malena dijo...

Uy, comentario influenciado por mi vieja, que siempre me decía que anduviera con ropa interior linda, por si tenía un accidente en la calle, jajajajajajajajaja.

Jou McQueen dijo...

Quimeras. Eso es lo bueno de la vida, que no deja nunca de sorprenderte, para bien y para mal.

Un saludo.

Lila: Ya se sabe que la mejores copias vienen, siempre, de china. Un alegría al héroe no le hubiera ido mal.

Un saludo.

Jou McQueen dijo...

Dany: Lo dices por la chica? porqué por lo que se ve, amar sabía. o no.

Un saludo.

Galatea: Justo. El portero que paró el golpeo de desde el punto de penalti a la muerte, es milagroso.

Un saludo.

Jou McQueen dijo...

Malena: La mía, lo juro, siempre, me dijo lo mismo. y yo, pensaba que más me dará a mí la ropa interior en algún caso extremo?
Tanta afición en sujetar un tobillo, debe ser, que por lo menos llevaba un tanga de esos sexys.

Un saludo.