miércoles, 28 de julio de 2010

Dentista.

Si tuviera telepatía con los demás seres humanos, sin duda, me hubiera echo dentista. Poder saber que es lo que piensan durante los treinta o cuarenta minutos de consulta y cobrar por ello, sería, todo un lujo para el conocimiento de la especie. Quizás, no solo por eso, no me hice dentista.

6 comentarios:

AGUSTIN dijo...

Sería peligroso... qué harías cuando escuches pensar "este hijo de puta qué está haciendo con el puto torno!"

JouMcQueen dijo...

Agustín: Acercárselo al ojo. Un poquito y nada más, para poder seguir escuchando, viendo o descubriendo (quién sabe cuál sería el verbo exacto). Un saludo.

Pequeña Rock and Roll dijo...

Si quieres te digo lo que yo pienso cada vez que voy a mi dentista, pero te advierto que no es nada bueno!

http://www.youtube.com/watch?v=K3CHi_9sxj0&feature=related

JouMcQueen dijo...

Pequeña: No hace falta... Pero, ¡A saber que piensa él de ti! Allí tumbada con la boca abierta.
Un saludo.

Flowers dijo...

Me gustó la imagen. Ahora, lo tuyo es raro, eh.

Lila Biscia dijo...

si yo fuera sádica, me haría dentista.
pero como soy sádica, voy a ser psicóloga...

muax