lunes, 25 de diciembre de 2006

La caída de los dioses, se produce después de que te enteres de que el Ratoncito Pérez no vendrá a darte dinero, mucho después de que sepas que el “Tió” un tronco de madera con ojos y boca; no cagará, después de descubrir que el apellido de los Reyes Magos es el mismo que el tuyo. La caída de los dioses, solo viene después.

Una noche de Navidad, vas a cenar con los tuyos, y descubres que tu familia no escucha, si es que lo hizo alguna vez. Que lo importante no es estar juntos, no es contar anécdotas o mejor aún hacer de nuevas. Solo importan las apariencias. Que parezca que nos llevamos bien, simular normalidad, que se vea tanta comida, la mesa tan bien preparada, todos los detalles, que bien seguimos las tradiciones. Si a nadie le hace puta gracia cantar “los peces en el río” que más da, son las tradiciones. Y si alguien quiere recordar alguna vivencia, ¡Ay! Pobre de él, deberá alzar la voz, hasta que se le hinchen las venas del cuello, porque Pepita tiene que preguntar 80 veces si alguien quiere más turrón, o esos “deliciosos” polvorones, que resecarían hasta la garganta de un pez.

Pero bueno, te dices que es una vez, que no ocurre nada, si un día lo pasas en el limbo de los dioses caídos.
Así que te despides, todavía con las venas del cuello apunto de reventar y coges dirección al oasis de tu casa, donde de momento, tu nuevo Dios, sigue en las alturas.

8 comentarios:

truman dijo...

Primer m'he alarmat una mica:Estarà parlant de la "nostra"família?Després he respirat més tranquila al llegir el nom de la Pepita(A casa no en tenim cap ).Perquè sempre els teus escrits tenen o em sembla que tenen un to melodramàtic i amb un alt grau crític?

xumet dijo...

es un escrit realment trist i quan el llegeixes et fa posar de mala llet, però a la vegada t'en adones que familia toca la que toca i que realment tothom,tindria alguna cosa explicar.
El consol es que n'hi han alguns que tornen el seu oasis i potser, no hi troben el seu Deu que encara resideix a les altures.

Anónimo dijo...

gracies peró aquest escrit està fet per la viki la vikinga.

Mireia dijo...

A la vero-viki! Perquè m'ha fet molta il·lusió que hagi escrit! :

M'has respost a un dels dubtes que sempre havia tingut (no sabia si a les famílies que es deien Pérez celebraven el ratoncito Pérez!). Com diuen per aquí l'escrit sembla una mica trist però alhora m'ha semblat molt maco (i això no ho dic perquè els de BCN sempre diguem a tot "ca maco"!). Una abraçada i ànims amb les festes!

truman dijo...

despres de descubrir l'autoría de l'escrit, em cal felicitar-te V (de Vickie la vikinga o de Vero?)Quantes emocions en un text tan simple!eTS PERSONA AGRACIADA de poder trobar dins casa aquell tros de cel que tantes persones anhelen i més si en aquest espai hi trobes aquell ser que et fa sentir que potser els deus són molt a prop.Petons!

viki "la perez" dijo...

gracies truman, la viki, sap, que si a casa m'aguarda un deu,o com a minim un angel,en part es gracies a tu, així, que apesar del que diu l'atre creació teva, altrement anomenat "el nano" intentaré, no mal educare'l.un petó

truman dijo...

L'amor i la renuncia a moltes coses per amor a l'altre no té res a veure amb la mala o bona educació.Ara sé perquè en un espai de temps relativament petit(Quan fa que vas de la mà d'aquest angelot amb cua però mai amb banyes?)has despertat en mi aquell sentiment intens de mare.T'ESTIMO!

Caro dijo...

¿ Me pregunto cuntas veces he escuchado la frase "la familia te toca, no se elige" ? muchas, y eso es lo alarmante. ¿ tu cenarías alegremente festejando la navidad con pederasta o con un asecino ?todos los hijos de puta tiene familia. en esta línea de pensamiento, entendemos entonces que hay gente que debe poner en juego su integridad física y mental asistiendo al cumpleaños de su "primo" esquizo y sin medicarse... no lo creo. HAY QUE DESENGAÑARSE. cuando te pesa asistir a algún evento, llamar a alguien o simplemente tener el mínimo contacto y sin embargo: POTAJE!, uno no se hace cargo de su deseo y no es sincero. La careta, para ellos, yo no necesito ningún teatro. La familia es la que espera que estés bien, no la que siempre tiene algo que decir.
Otra batalla más del ello contra el super yo. Como siempre....