lunes, 3 de diciembre de 2007

Ay amor, gracias por el adiós.

Me tiemblan las palabras, que he echo para tu despedida. Mientras te alejas por la avenida. No te las he susurrado, para no obligarte a que te quedes. Y las grito a lo lejos, sabiendo que ya no me escuchas. Los ojos se me llenan de lagrimas, que no pienso dejar caer, para no hundirme con ellas. Un adiós, que no intenta ser un hasta pronto, un adiós seco y frío, como un trago de vino, picado. Respeto que perdimos, en la partida de nuestro amor, tu eras la blancas y yo las negras, primero maté tu reina y replicaste con un en derroque. La tabla quedó vacía, como si fuera una partida pasajera, sin revancha ni intención. Amor olvidamos el calor, de las noches y el sabor de tu voz, como un vago recuerdo a veces apruebo. Descalzos, en el camino de la conversación nos herimos los pies que corrían hacía este futuro. La música no me suena a melancolía, extraño que vuelvas del mercado, no por ti, sino por mí. Quizás por eso, no son añoranza los recuerdos. No vuelvas, para marcharte otra vez, creo que estoy recuperando mi sensatez.
Se me ha quitado la ansiedad, los celos, y ha regresado la curiosidad, la vida y la felicidad. No te llamaré para pedirte; ¿El por qué te has ido? Este es mi sitio, lleno de nada, y de que si algo hay, enseguida pasa. Ay amor, solo quiero decirte, después de mucho pensarlo, gracias por el adiós.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

mai tan ben dit!

una abraçada kiiiiiit*


xumet.

MarCe...! dijo...

Qe buen escrito... aunque yo todavia no se si pueda agradecer una partida...

A veces siento que es bueno que se vayan muchas cosas que no van a funcionar... y entonces creo en las palabras que escribiste... "No vuelvas, para marcharte otra vez"... porque se que aunque me duelan y quiera que regresen, al marcharse voveran a hacer una gran herida y volverá a arder aquella que se formó con su adios...

Espero que tengas un lindo día... y gracias por el mensaje... por dejarme leer este blog... y por escribir ese tipo dse cosas que sé me ayudan mucho con esto que siento...