lunes, 14 de marzo de 2011

Feo.

Era feo. Muy feo. Tan desagradable como un día gris. Como noticia triste. Como una pena, que pesa hondo. Igual que un susto, daba pavor verlo. El pobre no tenía nada bonito, casi, nada normal. Era lo antiestético. Enojoso incluso para el ojo ajeno.
Todos sus conocidos, creían, que nunca encontraría el amor. Que la soledad sería su única compañera. Pero se equivocaban. Él sabía que no se necesitaba ser bello, para hallar un amor bonito.

¡Pero por dios que no procreen!       

5 comentarios:

Lila Biscia dijo...

jajaaa mi mama siempre dice: es feo como un susto! jaaja

(la suerte de las feas, la bonita lo desea, decía mi abuela)

y hoy estoy tan familiar me parece, je

besos!

JouMcQueen dijo...

Lila: Familiar y sincera.

Un saludo.

Dany dijo...

Al menos tenía dinero? Digo como para compensar. Abrazo!

Alice dijo...

Y lo encontro?-

JouMcQueen dijo...

Dany: No sé si tanto.

Un saludo.

Alice: Un amor bonito, seguramente, lo que no significa que la amor, fuera bonita. Me estoy liando!

Bienvenida.