jueves, 21 de julio de 2011

Es bueno no confundirse.

A veces, sin saber muy bien porqué, la vida, te da una bofetada en la cara. Te golpea, como el mejor boxeador, lo haría al peor sparring. De frente y con potencia. Si no te deja knokout, te tambaleas, al menos, durante un buen rato. Y eso fue, lo que le pasó a una mujer que de jovencita se enamoro ciegamente de un señor adinerado. Después de bastante mala vida y un par de hijos, él, los abandonó, a todos. Cómo se abandona la felicidad cuando la tristeza llama a la puerta. Los chicos ya creciditos mordieron la lona, la madre, en su vaivén, rozo la locura y se llevo consigo uno de sus hijos, al chico. La chica, antes que la cuenta llegara a diez consiguió ponerse de pie para así, seguir peleando.  
El enloquecimiento, no fue escaso ni fugaz. Un mal paso los llevo, a madre e hijo, a empezar a quererse como algo más que amigos, desconozco si fue por un desliz o por intención, al cabo de un tiempo después, por flaqueza o decisión, se lanzaron a comportarse como pareja. Él, era, idéntico a su padre. Ella, quería aparentar treinta años menos. ¿Chifladura o soledad? Pero el hecho, no fue ese, más tarde según me contaron, se les acabo el amor, lo que desconozco es si fue todo o sólo, el que no era el maternal. Porqué dejar a un novio se puede hacer, pero olvidar a un hijo, a mí me resultaría imposible. Por eso, supongo, es bueno no confundirse, en eso del amor y la felicidad, por duro que te de la vida.   

5 comentarios:

Lila Biscia dijo...

querido, esta lleno de hombres que se comportan como maridos de las madres solas, sin necesidad de sexo... cofmiexcofcof!
(perdón, me agarro tos jjaa)

El Escritor dijo...

reviso.

Salu!

Dany dijo...

Caso de familia disfuncional. La soledad puede muchas cosas...pero hay líneas que deberían mantenerse.....o al menos pelear para no caer. Abrazo.

quimeras dijo...

tu post me recordó un libro- flores en el ático y una película, me parece que con Susan Sarandon donde tiene una relación de incesto con el hijo que termina matándola y comiendo una sopa de noodles junto al cadáver...

Jou McQueen dijo...

Gracias a todos.

Un saludo.