lunes, 11 de julio de 2011

Las entrañas esparcidas. Entre tu cuerpo y mí alma. Por mí cuerpo y tu alma. En el suelo escupidas. Cómo un mal moco…Que no recojo. No hay dolor ni temor. Sólo una calma de seda, que fría se queda. Es el antónimo del éxito. Es, el último y el primer puesto. Es, lo que soy. Soy, lo que doy.   

5 comentarios:

Lila Biscia dijo...

la primer parte, es sublime!
el final tambien
pero la primer parte: Las entrañas esparcidas. Entre tu cuerpo y mí alma. Por mí cuerpo y tu alma. En el suelo escupidas...
te aplaudo!

besos

Gala(tea) dijo...

No hay dolor ni temor... asi deberiamos ir por la vida... sin miedo, sin prisa...siendo uno mismo sin preocuparnos de lo que al resto le parezca...
dar sin esperar nada a cambio.. ser lo que se es... sin mas.

Esta entrada me dejó descolocada... será que no estoy acostumbrada a tus breves... pero me gustó.

Beso.

Dany dijo...

Crudísimo pero auténtico. Abrazo.

Jou McQueen dijo...

Lil: Gracias.

Un saludo.

Gala: Me alegra que te gustara. Un breve muy breve, casi, como un vómito.

Un saludo.

Dany: Cómo la vida...

Un saludo.

Pequeña Rock and Roll dijo...

upsss!