domingo, 12 de noviembre de 2006

camino por la vida

Perdí alguna amistad, pero más perdieron ellos, que perdieron la cabeza. Empezamos demasiado pronto en un mundo que realmente ninguno de nosotros conocíamos, pero en un pueblo fácil es que se junten los niños de 14 años con los jóvenes inconscientes de más de 20. En un mundo donde reinaba la sombra, en un mundo que te aleja de casa y de mil lugares más, y un mundo al fin y al cabo, que té acerca hacía ningún lugar, solo al engaño, a la soledad y a la adicción.
Tiempo hace que me alejé, cuando aún a mí, todavía no me había engañado la voz de la mentira, la voz que corre entre los jóvenes de las maravillas de la droga, la voz en off para los " Vicentes" que van donde va la gente, para aquellos también que creen que en este mundo ellos deciden probarlo todo, aunque realmente no sean ellos quién lo decida, sino esta sociedad podrida que hace soñar que la libertad es lo prohibido, y no tan solo porqué es prohibido, sino porque pudre. Les interesa a las mafias vender Droga, les interesa tanto que la hacen una ansiosa adicción en realidad, pero un bonito sueño que tú o yo, podemos diseñar a nuestro gusto en cualquier lugar y noche, o día ahora, para muchos los tabúes ya sólo son tonterías, la familia ha quedado de lado, ellos, no entienden de la "nueva" diversión, aunque estas costumbres sean tan viejas como la humanidad, quizás antaño no tan sintéticas, ni sintetizadas. Quién lo ha probado, porque negarlo, les ha gustado. Te deja soñar despierto y vivir los sueños que a diferencia de los dormidos, en estos, tu eliges cuál será tu sueño pero no tu final. Y todos esos que lo han probado, no pueden dejar de hablar bien por lo vivido, una mentira, algo irreal, un acto que la mayoría tiempo atrás dijo que nunca haría, pero que ahora con la nariz sucia, solo algunos valientes no han olvidado sus palabras. Otros solo se dignan a engañar a más niños, que al fin, eso es lo que todos eran en su primera vez.
Algunos por problemas familiares, otros por crecer al lado de personas equivocadas, la mayoría por no tener las cosas claras y muchos más por mil distintas razones, y de todos, algunos se escaparan, otros no, y morirán como ya han muerto los anteriores, pero todos se confunden en una ilusión; creen que son mariposas que vuelan sobre el jardín de lo prohibido, cuando en realidad, solo caen como moscas.

1 comentario:

xumet dijo...

kit,aquest text me'l vas donar ara ja deu fer dos any i des de llevors aquestes idees tant i tant clares les he utilitzat i repensat dia a dia. Gràcies per tants i tants bons consells qe ara no em queda més que agreïr-te.