martes, 25 de marzo de 2008

Gracias, gracias por todo.


Como un suspiro de melancolía. Han pasado estos cuatro días de despedida, que más que para despedirnos, han servido para recordar con nostalgia lo vivido desde ya años atrás. Cuando aún éramos tan niños.

A mi hermano y hermana; Seguiré siendo vuestro hermano pequeño, agradecido de serlo, y nostálgico pero no añorado de un tiempo que recuerdo con felicidad, con ninguna sensación amarga ni de haberme dejado nada por hacer en ella, con vosotros, contigo en mi niñez. Gracias.
A mi hermanita pequeña; Como no voy a protegerte si eres mi hermana pequeña, y he estado tanto a tu lado como tu al mío, de eso se trata, eso nos han enseñado. Seguiré igual y no como un deber sino con mucho placer. Gracias.
Al Clarà y la Silvia( y al pequeñín); No dejaré de ocupar ese lugar en tu corazón, ni vosotros tres en el mío, que vuestros deseos de futuro para nosotros, sean ídem para el vuestro, y que la etapa que estáis a punto de empezar sea también mejor para vosotros. Gracias.
Al Xevi y la Mireia; Quemando etapas nos ha pasado la vida, disfrutando también de tu energía y alegría, seguiremos igual, no nos podrán cambiar, será como tú dices genial, como hasta ahora, de corazón por vosotros que también lo hacéis de corazón. Gracias.
Al Ori; Porque en una casa, como en la amistad, hacen falta muchas columnas, para que se aguanten durante muchos años, tú eres una de ellas, importante como la que más. Gracias.
Al Jue; que decir igualmente, por muchos años y muchas noticias que podamos ir contándonos. Gracias.
Para no alargarme os diré que me sobran los motivos y me faltan las palabras para agradeceros tanto, en especial a mi hermano.

5 comentarios:

Fenrisar dijo...

See please here

Anónimo dijo...

Sempre és un plaer (i ho serà)!

Anónimo dijo...

Quina emoció llegir les vostres paraules(Ara ving de llegir el blog del teu germà)Només et diré que en la vida tothom sembra el què cull i tu....Buf!timo molt!Omaaa

Anónimo dijo...

kit, gràcies per les teves dolçes paraules.
nena.

Anónimo dijo...

Un bon record aquests dies convertits en relat, usurpats de l'oblid pel voler escriure, pretendre no esquivar la nostàlgia. Alf.