jueves, 20 de marzo de 2008

Segunda reflexión del día.

Hemos demostrado que en la abundancia sabemos vivir, esperemos que no tengamos que demostrar que en la miseria también.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

és boníssim!!!!!!!omaaaa

JouMcQueen dijo...

no tant garacies.