miércoles, 19 de noviembre de 2008

La verdad.

¿Le gustaría saber la verdad?
¿Se interesa Dios por nosotros?
¿Acabarán algún día las guerras y el sufrimiento?
¿Qué nos sucede al morir?
¿Hay alguna esperanza para los muertos?
¿Cómo tenemos que orar para que Dios nos escuche? (aquí ya se pone interesante)
¿Cómo encontrar la felicidad?
Un folleto, con estas preguntas tan trascendentales en mi vida (y no bromeo) me ha sorprendido al abrir el buzón, venía en el coche escuchando las noticias, lleno de dudas y al llegar, el descubrimiento. Aseguraban los de la radio que unos piratas en Somalia sin pata de palo, ni parche en el ojo, solo con escopetas, han capturado un petrolero de más de 300 metros de eslora y por si fuera poco dos o tres barquitos más, barquitos en comparación con el petrolero claro está. Que los de al Qaeda tachan a Obama de traidor, y aún no es presidente. Que la caballería francesa capturo anteanoche a Txerroki que no era indio, sino un etarra fumeta. Que por ir todo fumado se equivoco al cambiar la matricula a su vehículo robado. Y se ve que Fidel aún no se ha cambiado el chándal. Y a Bono por lo mal que habla se le entiende demasiado. O que a Garzón lo critican por ser un quiero y no puedo o un puedo y no quiero, quien sabe. Y sor Maravillas, o Zaplana de carnaval, le niegan la placa por suerte, en el congreso. Y les sorprende ahora, descubrir como quien descubre el amor, que los macarras son solo una panda de matones. Y la crisis que lo tiñe todo de gris, u otro día negro en las bolsas. Sin exagerada intención de hallar respuestas en el interior le he dado un vistazo, desenmascarando lo que ya me había enseñado años atrás el cura de mi colegio, vaya a ser lo mismo que versículos de la biblia explicados, esta vez por testigos de Jehová. Pero lo descubrías justo al final, cuando te daban dos opciones para elegir, no una o la otra, sino una y si quieres la otra también. Y eran; deseo recibir sin compromiso alguno un ejemplar del libro y el titulo del mismo. Y la segunda; pero no menos interesante, deseo que me informen sobre sus cursos bíblicos gratuitos a domicilio. Y si, si no hubiera sido por la crisis, quizás hubiera marcado alguna o las dos casillas, esas que parecían gratuitas.
Y en la contra portada finalizaban el escrito con unas palabras del propio Jesús que dijo; “conocerán la verdad, y la verdad los liberará” yo, he intentado liberarme por mi mismo y he contestado lo mejor posible a esa preguntas.
¿Le gustaría saber la verdad?
¿La verdad sobre qué?
¿Se interesa Dios por nosotros?
¿Qué Dios?
¿Acabarán algún día las guerras y el sufrimiento?
¿Las guerras de religiones y el sufrimiento al que Dios no hace nada?
¿Qué nos sucede al morir?
¿Qué morimos?
¿Hay alguna esperanza para los muertos?
¿Hay esperanza para algunos vivos?
¿Cómo tenemos que orar para que Dios nos escuche?
¿Cómo puedo escuchar yo a Dios?
¿Cómo encontrar la felicidad?
¿Buscándola?

3 comentarios:

Anónimo dijo...

MOOOOOLT BO... escrius cada dia millor.
ori

Anónimo dijo...

Soy Testigo de Jehová y doy cursos gratuítos a domicilios. No cobro a nadie, ni por el tiempo ni por la literatura que entregamos. La mayoría de nosotros tenemos nuestra profesiones con nuestros empleos. Hacemos esto con un interés sincero de que las personas puedan entender lo que la biblia enseña y encontrar las respuestas a ciertas preguntas

Los Testigos Cristianos de Jehová dijo...

Descarga tu copia personal del tratado le gustaria saber la verdad, pero de la buena y participa en la cobra mundial:

http://testigoscristianosdejehova.blogspot.com/2008/11/nete-nuestra-campaa-mundial.html