martes, 17 de marzo de 2009

El traje del señor.

Al abrir el Google Earth, tienes una visón del mundo de privilegiado. Como de la política siendo un plebeyo de la democracia. Pero a la que te vas acercando al lugar deseado, la visón pierde calidad. Al igual pasa con la vida de los políticos, cuando la prensa nos cuenta detalles, dejan de ser tan claros, o de haber claridad en sus actos. Sino buscad información sobre los trajes que compran Camps, o Trillo, y sobre todo, en la forma de pago, es algo más complicado, que cualquier forma científica. Y se ve, que la garantía de la ropa comprada no le importaba demasiado, eso puede ser por un par de razones; que al tener tan buena relación con su sastre no lo hiciera falta guardar las facturas (lo dudo con las declaraciones del sastre) o, que no era él quien las pagaba. Y mientras, su partido, pide las facturas a la tienda sin vergüenza, ya él, confianza plena. Pobre Tauriño, por un coche declarado lo que le hicieron, los mismos.
Pero bien mujer, no llores, que la iglesia se ha puesto a tu favor, con publicidad por todos lados y por todos los medios. Divorciarte es peor, que mal vivir con un maltratador, para ellos claro está. Lo mismo pasa con las formas anticonceptivas, son una aberración, aunque sirvan para evitar más muertes por culpa de enfermedades de transmisión sexual, embarazos no deseados, o para disfrutar de la vida solamente. Creen que el pueblo aún sigue siendo masa inculta, que se puede engañar con facilidad, pero hasta los que carecemos de estudios superiores, tenemos unos mínimos educativos que nos permiten conocer la teoría de la evolución, y unos pocos conocimientos en historia, con lo que ello, para ellos conlleva. Ahora, el aborto es delito infernal. Perdón por la próxima frase, pero todas sus masturbaciones serían entonces pecado, aunque seguramente de vez encunado se les olvide. Hace demasiado tiempo que predican y no dan ejemplo.
Y lo que les une ha estos dos grupos sectarios, son su sin vergüenza, su forma de hacer todo, de empobrecer al pobre, su intolerancia, todas sus sarta de mentiras, las ansias de poder y sobre todo de joder siempre a los mismos, los que no son ni ricos, ni guapos, ni hipócritas…

2 comentarios:

Sara dijo...

Excelente. Interesante tu forma de expresar.

AmatistA...! dijo...

Que buen escrito, no se espera menos de usted...

Abrazos...

=)