miércoles, 9 de noviembre de 2011

Lo ambiguo.


Desconocemos si hay mañana, pero debemos tener fe en la eternidad. Vendemos nuestra alma al mejor postor y, mientras, despreciamos al presente. Nos preguntamos si dios existe y sin embargo ignoramos lo terrenal. ¿A dónde hemos llegado?
Le preguntaba, anoche, Bunafuente a Punset “¿Hay vida después de la muerte? Él, respondía, que sí la había antes, aunque algunos aún no lo supieran”. Así es, tenemos el mal hábito de sufrir siempre por lo malo que nos puede ocurrir y, a la vez, mermamos los ratos en los que nos debería pasar todo lo contrario.
Por otro lado, esta semana, en el debate de las elecciones descubrimos, a parte, de que se puedan declarar el uno al otro o al revés “ser un mentiroso” sin que esto transcurra a nada. Sorprendente. Al menos y espero que no sólo para mi. Me molesta bastante que me califiquen de falso y ellos lo hacían en todo momento y sin prejuicios, ni consecuencias. Tampoco ninguno ha salido a desmentir esa clase de calumnias vertidas sobre él. ¿Será porqué son verdad? Lo desconozco, pero así, creo, no iremos muy lejos. En fin, a lo que iba, que he descubierto la ambigüedad de la política y del politiqueo (en dios ya la conocía) . Ambiguo era el programa electoral del PP (el del PSOE no lo sabemos) y ambigua la forma de hacer el debate de los PSOE (la del PP sobre pasa este calificativo). Ambiguo el comportamiento de los dos y sus declaraciones. Aunque esta claro que dentro de esta ambigüedad ¿con qué remos nos llevará cada uno a su orilla? Porqué, gane el que gane, no se podrá quedar en esta ambigüedad absoluta en la que navegan. Esperemos.  

RAE.
 ambiguo, gua.
(Del lat. ambigŭus).
1. adj. Dicho especialmente del lenguaje: Que puede entenderse de varios modos o admitir distintas interpretaciones y dar, por consiguiente, motivo a dudas, incertidumbre o confusión.
2. adj. Dicho de una persona: Que, con sus palabras o comportamiento, vela o no define claramente sus actitudes u opiniones.
3. adj. Incierto, dudoso.
□ V.

Para finalizar, no creo en dios ni en la derecha. Aunque esta izquierda no esté en su mejor momento, ni haya actuado con sus mejores formas. Creo en el progreso y la justicia social, no en echar mierda al otro para conseguir 200.000 votos más. Ese, para mí, no es el camino. Quizás, sea la verdad, con la derecha a los humildes nos irá peor, pero nunca el camino. Tampoco no votar es la solución. Así pues, ¿qué nos queda? Esperar un milagro divino porqué la derecha no saqué mayoría absoluta y lo cierto es, que no se cuál de las dos me jodería más.  

3 comentarios:

Gala dijo...

Personalmente no vi el debate.
Me puse una película y tan contenta.
Me molesta la falsedad, la codicia ,el ansia de poder, la ambigüedad...
Que hablen de todo sin decir nada, o lo que es peor que no hablen de nada y se limiten a insultarse.Es una imagen tan desagradable que no me permito el lujo ni de mirarla...
Me niego.
Lo siento,pero no.
Me da igual quien gane, o tal vez no. Supongo que la izquierda no lo ha hecho nada bien, pero la derecha tampoco tiene una planificación que sea la panacea, así que estaremos igual o peor..
Para mi, estos politicuchos no valen nada, no tienen credibilidad alguna, solo ganas de gobernar y encontrar un silloncito que les garantice poco trabajo y una buena paga...
El dia que empiecen a recortar en sueldos vitalicios, privilegios mil, chóferes y coches oficiales, viajecitos en primera clase, ordenadores personales, ipad y demás juguetitos y menesteres varios para hacerles su trabajo ameno... mientras los curritos hacemos malavarismos con nuestro sueldo de mierda, y vemos como el paro aumenta, las pensiones se congelan, los interinos siguen en casa con las oposiciones aprobadas y sin poder trabajar..., se recorta en educación, justicia y sanidad... ellos siguen felices y contentos en sus butacas...
Solo cuando vea un verdadero cambio...entonces y solo entonces les prestaré un poquito de atención.
Mientras tanto.. por mi, como si se matan entre ellos...
He sido lo suficientemente ambigüa?

Pues eso.

Un besito grande, Jou.

Cris Ham dijo...

La ambigüedad es de cobardes, sencillamente no quieren mojarse, ni ser claros, ni decir la verdad por si acaso. al menos espero que la digan después de ganar las elecciones, para saber a qué atenernos.

Jou McQueen dijo...

Gala: Sí, pero lo que nos queda es votar, no mucho más. si algo podemos hacer es eso.

Un saludo.


Cris: Después de las elecciones mandaran los mercados, como hasta ahora. Supongo.

Un saludo.