viernes, 11 de diciembre de 2009

¡Claro!


¡Claro! que si la vejez no se acercara, y viváramos siempre en una eterna juventud (como esta). Yo crearía mi propia religión, para solo, gozar.


2 comentarios:

Anónimo dijo...

això es una canya!

Ori

JouMcQueen dijo...

Més que una canya, un "cañaberal".