sábado, 9 de enero de 2010

Gato.

La ventana esta empañada, el frío a fuera es feroz. No perdona y traiciona con empeño.
Es un buen pretexto para quedarse en casa, pensando. Recuperando pedazos de recuerdos, escampados, en forma de fotografía en esa vieja caja de zapatos. Sin orden, amontonados. Como antes. Los expongo encima de las mesa como una history board. Mi vida en color, por edades, por ilusiones.
Se acerca mi mujer, y me acompaña en ese viaje por el tiempo, lleno de melancolía. La nostalgia me invade como la niebla, al bosque. Y entre risas y llantos, nos besamos. Y el gato, se va a la cocina.

4 comentarios:

Juan José Oviedo dijo...

Hoy hablamos de la vida y de los recuerdos, del presente inexistente y del futuro incierto, de los llantos, las risas y los besos, del amor, de la nostalgia y del suspirar tras la ventana pensando en el tiempo que pasó, del tiempo que se fué dejando historia.

Si esto fuera Facebook, sin dudarlo un segundo, pondría "Me gusta".

JouMcQueen dijo...

No me queda más que agradecerte el comentario.

Sara dijo...

La vida aunque sea en tonos grises vale la pena arriesgarla por un buen recuerdo.
Un saludo

JouMcQueen dijo...

Un buen recuerdo, es, un buen rato vivido. Vale la pena. Gracias por pasar...