martes, 5 de enero de 2010

Quien quiere ser Brat...


Tuve, que buscarme un amante porque mi mujer tiempo hacía, que no aspiraba a probar mis dotes sexuales. Yo me cansé de perseguirla pasillo arriba, escaleras bajo. Y así fue como me convertí en adultero más.




Aunque en mi adulterio, he observado como la pegajosa rutina lo ha ido pringando todo. Y ahora, hasta mi amante muchas veces, prefiere cuando quedamos para follar, dormir. Y en una de estas siestas, caras, en habitación de hotel, pensé; que seguramente, si fuera Brat Pitt, no dejaría para mañana la faena que puede hacer hoy. Y como ella no era Angelina Jolie, me tumbé a dormir yo también.



Desde enctonces, cuando quiero sentirme Brat Pitt, pago unos Euros y tan contento. Con mi mujer, todo igual o si es posible, peor.

2 comentarios:

Boris Chicarpo dijo...

Divertidísimo y a la vez tan real. Y con lo caro que están hoy los hoteles. Mis cordiales saludos, estimado Brad.

JouMcQueen dijo...

Gracias por el comentario, siempre son bien recibidos, y muy interesantes. También por la visita.