lunes, 24 de octubre de 2011

Las realidades.



Después de visitar más de 15 tiendas y agotar toda mi paciencia no me quedo otra opción que decirle la verdad: “Cariño, no es la ropa lo que esta mal echa.” Nuestras realidades eran distintas. Eso cambio la relación. Para siempre.
Hacer un post es, a menudo, plasmarte en unas letras medio organizadas. Modelas el texto según el estado de ánimo del día, del momento o del carácter. Escribes dependiendo, sin saberlo, de tantos factores, que puede, al finalizar, que lo escribido esté en cualquier nivel desde la mierda más absoluta a algo leíble, incluso, agradable para el lector. En mí caso, al no vivir de eso y saber que tengo unos lectores benévolos no dudo en colgarlo sea tal o cuál. Desconozco si el momento de editarlo en el blog es su muerte o su nacimiento. Para mí, sin duda, será su sepultura, para los lectores es, estrenar algo nuevo. Como una vida que envejece pero no muere. Queda, como en stand by, en algún rincón de este inmenso inframundo que es la red. Tan real o tan falso como la mitología griega. No cabe duda, que lo que yo escribo y cuelgo aquí es distinto a lo que vosotros leéis a cinco o cinco mil  kilómetros. Los factores son completamente diferentes y eso modifica su concepción. Porqué igual que pasaba con la ropa, nuestras realidades, aún siendo en un mismo presente, son desiguales.     

8 comentarios:

Gala dijo...

Buena reflexión.
He de decirte que siento muy parejo tu pensar al mio...
Yo tampoco me dedico a esto, es más lo hago por pura afición y porque sinceramente me ayuda a desestresarme.
Nunca pienso mucho las entradas, salen, sin más... a veces escribo hasta 3,las guardo para dias en los que por tiempo o por dolor de cabeza no tengo inspiración alguna...
pero si he de ser sincera no las trabajo mucho, aunque parezca lo contrario, lo único que procuro cuidar es la ortografia, eso sí... porque me parece muy feo un texto con faltas ortográficas y aún así, alguna se cuela...
Por lo demás...como bien dices, mi percepción por lo que quiero decir y lo que muchas veces se interpreta llega a límites indefinidos cuando la cuelgas... a veces incluso me ha pasado que nadie la entendió en el sentido que estaba escrita, lo cual es signo inequívoco de que no soy escritora ni sé transmitir lo que quiero.. jajaja, pero bueno, es gratificante ver como la gente entiende las cosas... y sobre todo es gratificiante para mi poder desahogarme , así que guste o no.. yo sigo a lo mio...
Algún dia, cuando sea viejita, si consigo encontrar el modo de guardarlas... las leeré.. para ver mi vida,plasmada en pensamientos...

Este es el fin... blogger el medio...lo demás es solo una manera de compartir o un daño colateral... según se mire...

Besitos mediterráneos.

Dany dijo...

¿Cuantas veces leyendo en otros blogs, lejanos o no, encontramos algo que nos estimula algún sentido?
De cualquier forma cada uno hace su catarsis a su manera jajja. Y nadie nos lo impide.....Un abrazo!

Jou McQueen dijo...

Sí Gala, es así. En mi caso también. Tal y como lo cuentas. Ayuda a vaciar un poco de no sé qué, que alivia.

Un saludo.

Dany: Sin duda, y leer, siempre o casi, es interesante. Aunque no solo eso es mi purga habitual.

Un saludo.

Cris Ham dijo...

Libre interpretación la de cada uno.Además ,a veces el ánimo del lector hace que entienda lo que lee de una manera u otra.¿quien se probaba la ropa?.Si eras tú pase,pero si era ella,menudo mosqueo.

Lila Biscia dijo...

Una de los primeros textos sobre teoría literaria que leí en mi vida (de Valèry) decía algo absolutamente cierto, que luego releí hasta el infinito en otros tantos autores: cuando entrego mi texto al lector, éste deja de ser mío para ser de quien lo lee. Ya no me pertenece sino que es de ese otro que se lo apropia en la lectura, y lo modifica en el recorrido mismo.

Ahora, yo descreo un poco del tema de la literatura como catarsis del propio autor... uno no siempre escribe de uno y sobre lo que le pasa o piensa, porque si fuese así, solo estaríamos leyendo biografías interminables.
Yo creo que los textos que más me pudieron hacer reir de los que escribí, los hice en mis peores estados de pena. O eses textos de puro amor, los hice estando absolutamente sola, sin tener quien me ame cerca... no se... dudo en este momento...dejame que piense...
....
En realidad, puede que no tengan tanto que ver con nuestros estados, o sí, pero no necesariamente como reflejo de la realidad actual.
o en verdad, uno, como lector, cuando lee, no debe buscar al autor entre las letras, sino que debe intentar quedarse con el texto mismo.
A veces pienso que los que me leen pueden pensar que soy una bomba del sexo que se la pasa sacudiendo y comiendo hombres jajaja Y en realidad, soy una mina normal que escribe eso, pero que no lo soy.
Es medio choto cuando se creen que uno es eso que escribe.
(bueno, tampoco se que se interpreta... que se yo, me mareé jaja)

besos


Lila.

Jou McQueen dijo...

Cris: Sí, todo influye en la realidad que nos hacemos interiormente. La nuestra. Sin duda, era ella. Yo no podría visitar tantas tiendas, ni tantos probadores.

Un saludo.

Lila: Intentaré ir por partes (para no marearme y marearte).
Conocía la teoría pero no se si la comparto del todo. es bonito que se apropien de tus textos pero no por eso dejan de ser tuyos. Cada cuál, que se los transcriba como quiera, igual pasa con las canciones. Por toro lado, no siempre se escribe sobre uno mismo sin duda, pero sí, desde lo que conoces; vivencias, lecturas... y, aunque escribas de amor estando sola, lo haces desde tus sabiduría. y del final, qué decir, qué desengaño, yo creía, creía que eras una explosión sexual, carnal, de todo y más o que sé yo... No, no es verdad, porqué si no, qué creería de mi mismo¿?
En fin, que no soy un pensador extraordinario y estos entresijos en los que me metes intento, salir de la mejor manera.

Un saludo desmareado.

Mariní dijo...

éso siempre digo, pero luego pretendo que no exista esa diferencia..

confunde la valencia quizás, en que vibro al leerte, por ej... q hace que "parece que vibre en la misma cuerda"?

gracias, me pareció muy bueno lo veloz del relato, como rayo, en esta fría,soleada mañana de primavera....

un cariño

Jou McQueen dijo...

Miriní: las diferencias son lo que nos embellecen ¡qué aburrido si todos fuéramos iguales! Debes vibrar, quizás, porqué la cuerda vibra. Gracias a ti, por decir que te gusto. Bienvenida!

Un saludo.