miércoles, 17 de octubre de 2012

¡Silencio!


¡Silencio!
Quiero escuchar su carcajada.
Lo de más, que más me da.
¡Silencio!
Quiero detener el momento.
Para toda mi posteridad.
¡Silencio!
Por favor.
Antes que me entre el pavor. 

7 comentarios:

mybuscador dijo...

hola, quiero decirte que me gusto mucho tu blog,porque tienes un estilo único. ya tienes un nuevo seguidor.
___________________________________
Fotomontajes Gratis

Dany dijo...

Eso me pasa con mi hijo...quiero detener muchos momentos pero luego me viene el pavor observando que rápido se pasa el tiempo. Abrazo!

Dany dijo...

Estoy retornando....lentamente.

Gala dijo...

Hay momentos en los que es necesario, diría imprescindible el silencio más absoluto, solo para deleitarnos con otro sonido, una carcajada me parece una buena opción, dadas las circunstancias son tan escasas que tienen un valor al alza.

Silencio, otra carcajada,por favor... que nos quite el miedo.

Besos mediterráneos.

Jou McQueen dijo...

Sí Dany, es lo que me pasa con los míos, a ellos va. Con el trabajo tan bien echo que hicisteis, debes repartir el tiempo con atención.

Un saludo.

Jou McQueen dijo...

Gala: Sí, y son tan gratificantes y sinceras que nos expulsan el polvo de la rutina.

Un saludo.

Jou McQueen dijo...

My buscador: Bienvenido, me alegra que te gustara. Por aquí andaremos...

Un saludo.