martes, 16 de marzo de 2010

Como Messi con la pelota.

Es difícil encontrar el amor entre palabras. Que tengan una relación de pasión y odio, si hace falta. Una historia de las que enredan por sus adverbios, por sus verbos, o adjetivos. Es, de vital existencia, que al andar por encima de ellas, con los ojos, subidos al tren de la lectura, todo, se un paisaje agradable al observar. Con sus puntos i comas. Con sus montañas y ríos. Que en nuestra ilusión sea todo tan real como un sueño. Que al leerlo lo veamos, y que la verlo, nos lo creamos. Como nos creemos, el azul del mar, aunque el agua sea incolora. Aunque sea sólo un reflejo.

Pero es difícil, sólo, algunos genios lo consiguen. Y hacen que el amor entre las palabras, parezca existente. Una película con un guión extraordinario. Lo alcanzan. Como lo hace Miguel Hernández en su poesía. Por ejemplo en Elegía a Ramón Sijé; A las aladas almas de las rosas… del almendro de nata te requiero: que tenemos que hablar de muchas cosas, compañero del alma, compañero. I logran dar más profundidad al sentido de las palabras, como a esté “compañero”. Que gana en importancia rebasando el término amistad. Como si el “compañero”, quisiera ir de la mano del “del alma”. Como si entre ellos existiera algo transparente que les sujeta con un fuerte lazo.

Agudezas de las letras, y de quien las escribe. Como Messi con la pelota.

4 comentarios:

AGUSTIN dijo...

Miguel Hernández, un poeta necesario.
Messi? Messi nos está debiendo un puñado de buenos partidos, para permitirnos regalarle poesías.
Hasta ahora, jugando para nuestro seleccionado, no se ha mostrado tan "agudo" como Migujel Hernández con sus gambetas!

JouMcQueen dijo...

Es una discusión de lo más distraída. Ayer, con el Barça, Hat trick. Con argentina, creo, que el problema no es él, sino el seleccionador. Siempre he admirado a Maradona como jugador. En cualquier otra faceta, me ha decepcionado. Por encima de todo, en vivir. Por Miguel siento admiración y perplejidad, por saber que hubiera sido capaz de escribir con más tiempo.Espero, que te haya gustado. Dejo escrito, que no soy del Barça. Aunque me gusta el fútbol, y ahora es, quien lo juega mejor. Esperemos, que las poesías se las podéis acabar regalando. Pero creo que en este mundial no será, ¡tendrá sabor Español! (Soy un optimista empedernido)

AGUSTIN dijo...

Lo de Miguel Hernández no está en discusión. Acordamos en un todo.
Lo de la selección española, estoy totalmente de acuerdo con usted: son grandes candidatos (y por supuesto, después de la selección argentina, seré uno más de la española!)
De qué equipo es usted?
Y respecto a Messi, no estoy de acuerdo con que sea el entrenador: en la selección argentina ya estuvo a las órdenes de tres técnicos (Pekerman, Basile, Maradona) y no funcionó con ninguno de los tres. Todos esperamos ver al Messi del Barcelona en Sudafrica.

JouMcQueen dijo...

Querido Agustín;

No soy hincha de ningún equipo en concreto. Siempre digo el de mi pueblo. Pero si es verdad, que la proximidad me hace tener preferencias; del Barça ante el Madrid o del Madrid ante el Bayer. Y si es posible que los pequeños ganen siempre a los grandes. Una lección de modestia no viene nunca mal.
Con Messi, quizás, no sea el entrenador y si, la forma de jugar de la selección. Aunque el entrenador es buena parte de la resolución del juego del equipo. Dudo que con Argentina juegue con menos ganas qué con el Barcelona. Yo jugador frustrado y no patriota despiadado, me hubiera gustado jugar una Eurocopa o un Mundial. Y seguramente, lo hubiera dado todo por mi equipo. Más él, que es símbolo. Puede, que la presión le pese. Las penas que ha pasado vuestra selección en la fase clasificatoria, tampoco han ayudado a su rendimiento. Y no es que quiera proteger a Messi y criticar a Argentina. Prefiero una buena Argentina que a un buen Messi para el Mundial. También para mí sois, mi segunda opción. ¿Y vos, de que equipo es?