sábado, 6 de marzo de 2010

La Esperanza de los toros.

A mi, no me disgustan los toros. Tampoco me gustan. No me hiere la fiesta, y no dudo, que al toro si. Como el esclavo en Roma, no creo, que entren a morir en una plaza llena de ansiosos seres por puro regocijo, por voluntad propia. Seguramente, la vida del toro, es mejor, que la de muchos animales que consumimos. Pero eso, no justifica, esa muerte cruel. El porcentaje de indultos es demasiado bajo, para servir de esperanza o excusa.


Hablando de esperanza, me viene a la cabeza la presidenta de la comunidad de Madrid. Ahora, que en Cataluña, se empieza democráticamente a debatir, sobre esa fiesta. Y no por española, ni españolista. Sino, por y para, beneficio de los animales, que sus derechos deben tener ¿supongo? Ella la Presidenta, la hipócrita a la razón (no el diario) quiere, hacerla bien de interés cultural. Imaginad, la plaza llena, sol i sombra, repleto todo, desde las barreras hasta los toldos. Y al abrir la puerta de los toriles, en vez de un toro bravo, salga un caballo, hermoso y manso. Y la fiesta, siga por el mismo camino. O un Chihuahua con un collar de diamantes, y el torero, o mejor dicho, el perrero y/o no se si lo llamarían el caballero, siguiese con su trabajo, que no es otro que matar. El público, quizás, al finalizar, no aplaudiera la faena. E incluso, seguramente, se escucharía algún silbato. Distinción sobre mamíferos. Como antes la había entre seres humanos. Esperemos, que al parlamento catalán, no se les ocurra debatir sobre si ETA es una banda terrorista o una panda de asesinos. Que a ESPE, le entra el gusanillo y pide santificarlos a todos, que no es lo mismo que sacrificarlos, aunque suene parecido. ESPE, que no le es bueno, ponérselo todo por montera.


Y en fin, que para mí, por muy fiesta nacional que sea, no me parece correcto que se haga sufrir a los animales. Y eso, que insisto, que a mi ese dolor no me duele. Pero no me parece bien, persisto. Y la verdad es, que no se que me jode más, ¿la forma de matar el toro, o el gozo de la gente al verlo? Espero, que por las plazas que yo toreo, no me llamen nunca a voces, ¡TORERO; TORERO!

6 comentarios:

AGUSTIN dijo...

Difícil opinar sobre tu entrada. Aquí no se acostumbra, y entonces, sería muy fácil coincidir con tu postura. Pero el debate parece el mismo que cuando se discute sobre los festivales de doma de caballos.
Y a mi las domas me gustan, y me molesta el chillerío de viejas que se molestan por los fustazos que ligan los caballos (y que gracias a ellos, son los más cuidados de la tropa!)

JouMcQueen dijo...

En la Doma, el caballo no acaba muerto ni sangrando por distintos lados, dudo que los caballos sufran exageradamente, tampoco conozco demasiado la Doma. No le clavan tres pares de banderillas, un punzón llamado puya en el la espalda, ni les hacen hacer un sobre esfuerzo para dejarlos listos para la espada, de 80cm, que atraviesa distintos órganos. Me disgusta, que acaba muerto con esa metodología cruel. Por eso creo, que sea difícil compararlo. Siempre habrá los del no. Hoy, soy uno de ellos. ¡Qué le vamos hacer! Gracias por el comentario.

AGUSTIN dijo...

Es cierto lo que hacés notar. Sólo existen espuelas, y por suerte, los porrazos que se pegan los jinetes.
Pero cuando te decía que es difícil opinar, es porque -sospecho- que detrás de esa discusión aparente, en España se está discutiendo otra cosa.
(te doy un ejemplo de lo que se nota desde acá: cuando ustedes discuten sobre el aborto, no están discutiendo sobre el aborto, sino de izquierdas-derechas).
A lo mejor, esta es una discusión entre conservadores-reformistas, o qué se yo, y sos vos el que me da la pista!!

JouMcQueen dijo...

En España, la herida de la guerra civil y de 40 años de dictadura, aún hoy a veces supura. Soy de izquierdas, en un país donde la derecha es demasiado arcaica.

Los toros, en Cataluña, para una mayoría no son más que una discusión sobre el maltrato a los animales. Y unos pocos, aprovechan la misma, para ir en contra de España. Y esas voces, pocas pero chillonas, dan juego a esa derecha que está, sólo para demoler,en su camino al poder. Por eso, la derecha aprovecha por decir que eso es una forma de separatismo por parte de Cataluña, y como con esto, todo. Únicamente por intereses partidistas. Un ejemplo de ello, es el juez Garzón. Ahora quieren imputarlo por intentar hacer cumplir, la ley de memoria histórica, una excusa que han puesto, cuando quieren joderlo por llevar a lo público el caso Gürtel (no soy afín a este juez). Pues es bien sabido que en esa guerra civil que antes nombraba, hubo víctimas de los dos bandos, y no son esas las que reclama esa ley. Aunque unos tenían ayudas (bastante sanguinaria) exteriores, desde Alemania, Italia y Marruecos (Conocerá el caso de Guernica). Y los republicanos no. Son las de los 40 años de dictadura, donde sólo, murieron y muchos, los perdedores. Esos, son los que el juez quería buscar en cunetas y fosas comunes. Un ejemplo es, el abuelo de mi señora, se lo llevo la autoridad hace 35 años y su mujer (una anciana ya) aún hoy, no sabe a donde, ni porque no ha vuelto jamás. Esos, son los que querían hallar para poder, por lo menos, enterrar con dignidad.
Aquí, como ve, cualquier silueta lleva la sombra de un pasado demasiado feroz. Se les hace difícil, a estos señoriítos vivir en democracia y más aún, hacerlo en la oposición. Y eso, que muchos, ya somos la tercera generación. No me queda más, que darle la razón, veo, que es buen observador.

AGUSTIN dijo...

Estimado: no dejo de agradecerle sus explicaciones. Y le agradezco que se haya metido con mi "comentando", aunque le aseguro que se divertirá más si siguiera la novela "quien mato". De ese cuento le traigo una anécdota de mi bisabuelo, español y exiliado, que cuando Perón aparecía abrazando a Franco, se paraba de su silla en el cine y gritaba "joputaaa". Todo el pueblo sabía que ese era mi abuelo.
¿Qué le quiero decir con esto? Que todo lo que desde acá no se entiende de España, si lo pasás por el tamiz de la Guerra Civil, allí podrás encontrar la luz (y la razón de la discusión).
Almudena Grandes y su "Corazón Helado" ayudó para entender.
Le deseo suerte, y justicia (que nunca es tarde)

JouMcQueen dijo...

La verdad es, que dispongo de poco tiempo para disfrutar de este océano de palabras que es internet. Me gustaría poder dedicar más tiempo a las lecturas. Y entre las novelas, y las noticias, me decanto hacía la opinión.
Estoy seguro, que Almudena Grandes, le da mejores esclarecimientos en “Corazón Helado”. Novela que no he leído. Aunque si sus columnas semanalmente. Agradezco sus comentarios y también el de su bisabuelo (cargado de sabiduría).
Procuraré pasar por “quien mató”, no dejando “comentando”. I le sugiero, ahora que celebramos el centenario de su nacimiento, la poesía de Miguel Hernández.
Gracias nuevamente por sus comentarios.