viernes, 25 de junio de 2010

El burka y el adulterio.

Podría exponerle a mi mujer, de muy distintas formas, mi adulterio. Llevaba una mini falda demasiado corta y me insinuaba. Me estaba buscando desde ya hacía tiempo. Iba borracho. Hace demasiado que tú y yo, no lo hacemos. Se tropezó y cayó, justo encima de mí. Fue solo, por callarla. No se como paso. Un desliz insignificante por culpa del calor veraniego. Se abalanzó sobre mi y me violó (esta es la menos posible). Vino a traer solo el butano con un mono muy apretado… y mil más. Pero lo único cierto es que solo mi moral (que coño es la moral) me lo permitiría o no.


Igual pasa ahora, con esta ley que en todas partes se escampa. La anti-burka, podríamos llamarla. Unos exponen; que es porqué esconde la cara de quien lo lleva otros, porqué va contra la liberta de la mujer y otros, contra los derechos humanos y más. Pero la verdad es que si la prohíben será porqué la filosofía de los conservadores (ya lo sabíamos) y la de los progresistas, se lo permiten.

4 comentarios:

Pequeña Rock & Roll dijo...

En esta guerra no me meto, considero que si queremos respeto debemos respetar...en fin! y para ser infiel mejor con los genitales que con la mente y corazón...
http://www.youtube.com/watch?v=t-5V69VvNsY&feature=related

JouMcQueen dijo...

Ya te has metido y comparto tu opinión. Con la infidelidad tanto monta como monta tanto.

http://www.youtube.com/watch?v=5ns9aIyIyIY

Boris Chicarpo dijo...

Un tema dificil, como dijo el primero en comentar. Entramos en un ya clásico debate sobre si los derechos humanos son lo que los occidentales decimos que es.
De todos modos me inclino por prohibir (sí, casi un oxímoron) cualquier práctica que restringa la libertad.

JouMcQueen dijo...

Boris, ¿y que es la libertad?