miércoles, 21 de julio de 2010

Elvis.

Los niños de mi clase de pequeños, querían ser futbolista (no se equivocaban) bomberos o médicos. Yo, siempre lo tuve claro. Quería ser Elvis. Tener ese chorro de voz y esas canciones en la mochila. Esos ojos y esa mirada. Ese movimiento de pelvis. Todo ese sinfín de trajes que lo acompañaban a dondequiera. Esas guitarras. Y sobre todo, ese ejercito de mujeres dispuestas a todo por él. Inventar el rock and roll. No quería ser nada más que como él; un encantador, como los encantadores de serpientes, pero con micrófono en mano, y de personas. Y aunque a veces pueda parecer encantador, nunca he logrado llevarlo a la práctica.

5 comentarios:

Pequeña Rock & Roll dijo...

Me siento muy mal al decir que Elvis y yo no nos entendemos muy bien...pero a ti te digo que nunca es tarde para aprender a mover la pelvis...

JouMcQueen dijo...

Pequeña: Escucha esto, pero a todo volumen. Y ponte a baliar. Luego me dices.

http://www.youtube.com/watch?v=4jgI7IoD5RM

Pequeña Rock and Roll dijo...

Muy buena pero... ains no sé :(
Eso si, más guapo no podía ser!

Flowers dijo...

Cuando te animes a bailar con los pantalones ajustados chiflá. Seguro que por lo menos tus lectoras se prenden y te vamos a hacer el aguante. Llevamos carteles con tu nombre, bombachas para tirar y caramelitos de miel para suavizar la garganta después de mucho gritar.

JouMcQueen dijo...

Flowers: De momento, espero, convencer más con mis relatos. Si algún día hace falta, sin duda lo haré. Un saludo.